NOSOTROS

Somos una Agencia joven de Turismo Alternativo que ofrece a los viajeros la oportunidad de conocer los increíbles y diferentes paisajes de Perú, teniendo al mismo tiempo un estrecho contacto con su población.

Nos hemos decidido por un turismo responsable, que protege el medio ambiente cultural y natural; es por esta razón por la que parte de nuestros beneficios son destinados a la compensación de emisiones de CO2.

Dentro de este proyecto también puedes trabajar como voluntario que combinado con nuestras rutas te ofrecerá una perspectiva diferente de lo que significa conocer Perú.

Nuestro objetivo principal es que pueda disfrutar de su viaje tanto como nuestro pueblo disfrutará de su visita.

Nuevos Caminos Travel no solo piensa en el beneficio personal y profesional, sino también en una oportunidad de que este mismo beneficio llegue más personas, mediante el desarrollo de las microeconomías, generar puestos de trabajo alternativos y establecer contacto entre los seres humanos en su sentido más amplio.


Mi nombre es Marilyn Velásquez Alvarado, tengo 33 años y nací en el pueblo de Leymebamba, pase toda mi infancia entre ríos y montañas. Finalizado mis estudios de nivel primario mi familia decidió que tendría un futuro mejor si viajaba a estudiar a la costa y es así como fui a vivir a Trujillo donde estudié el colegio y la universidad. Durante mis estudios universitarios de Turismo fui sintiendo más el amor por mi tierra y descubriendo el gran potencial que tenia la Región Amazonas para desarrollar un turismo de manera sostenible. Desde que terminé la universidad he ido capacitándome en turismo rural comunitario y turismo sostenible. A fines del 2004 inicie mi trabajo en Huanchaco donde aprendí muchas cosas sobre el manejo de empresas con responsabilidad social, doy gracias a los jefes que tuve pues me dieron la oportunidad de poner en práctica todos mis planes. Mientras trabajaba en el restaurante en 2007 mi mejor amiga y yo decidimos formar la agencia de viajes Nuevos Caminos con el propósito de mostrar a los viajeros lo auténtico del norte peruano y al mismo tiempo ayudar a las comunidades a desarrollar sus pequeños emprendimientos mediante capacitaciones que nosotras mismas daríamos para que estos emprendimientos logren mejorar sus servicios y diferenciarse de los demás y al mismo tiempo eso nos beneficiaria a nosotros como empresa. Toda la implementación de la empresa se haría teniendo respeto por el medio ambiente y las comunidades que visitemos. En el 2008 sentí la necesidad de dejar mi trabajo fijo y continuar como empresaria al 100%, mi mejor amiga y yo decidimos que sería buena idea mudarnos con la empresa a la Región Amazonas, ya que las dos venimos de ese lugar, para continuar con nuestro camino de vida en el mundo del turismo rural y es así que después de investigar el mercado decidimos abrir en Abril del 2009 una nueva empresa llamada Café Fusiones la cual iría de la mano con la agencia de viajes pues la cafetería sería la ventana de promoción de los paquetes turísticos ofertados a los turistas, pues los insumos usados serían aquellos productos orgánicos regionales, por mencionar uno de ellos, el café que se empalma muy bien con la ruta del café que se hace en la zona de Rodríguez de Mendoza. El trabajo de la agencia de viajes y la cafetería la combino con asesorías que realizo para algunas organizaciones o instituciones locales. En 2010 mi mejor amiga decidió venderme parte de la agencia de viajes y es así como desde ese momento continúe el camino empresarial sola. En el 2011 tuve la oportunidad de viajar a Japón por medio de una beca para estudiar un curso de Turismo Regional Sostenible, dicha experiencia ha fortalecido más mis conocimientos para seguir trabajando con las comunidades de mi Región. Además tuve la gran bendición de iniciar una relación con Fran y trabajar en sociedad con la agencia de viajes compartiendo nuestras experiencias y combinándolas muy bien para ayudar a que los emprendimientos comunales vayan mejorando cada día y que los viajeros tengan experiencias únicas en cada lugar que visitan. Siempre de dicho que tengo dos hijos, la agencia de viajes y la cafetería pero ahora con todo el orgullo del mundo puedo decir que tendré mi primer hijo quien me llena de felicidad y claro ese hijo es con la cooperación de Fran.


Hola, mi nombre es Fran, vivo en Leymebamba y tengo 32 años. Soy profesor de educación física y coordinador del proyecto CAVILE de la Universidad de Sevilla que tenemos en Leymebamba. Mi vida ha dado muchas vueltas a lo largo del mundo antes de llegar a estas tierras andinas. Nací en Sevilla, España y hasta los 20 años no salí de mi tierra. Entré en el ejército como soldado profesional y cuando salí me hice informático y me fui a trabajar a Londres. Cuando terminé mi contrato regresé a España y al cabo del tiempo me fui a Berlín a trabajar como programador informático. Fue allí donde mi vida cambió de la noche a la mañana. Decidí dejar la informática y dedicarme a lo que siempre había soñado, la educación física. Regresé a España y entré en la universidad y salí con premio extraordinario y trabajando en Boston, al lado de Harvard como profesor de educación física. Hice un postgrado en turismo activo en el medio natural y fue donde conocí la “Pedagogía de la aventura” y desde entonces no dejo de transmitir valores a través del deporte. Tras esto, mientras terminaba mi segunda carrera, me llamaron para ir a Perú como voluntario en un gran proyecto de tres años en educación, salud y psicología, dando clases a profesores de todos los niveles, desde inicial hasta la universidad. Pasado un año me nombraron coordinador del proyecto CAVILE (Mejora de Calidad de vida de los ciudadanos de Leymebamba) y ahí sigo en esa labor. Cuando llegué a Chachapoyas conocí el Café Fusiones y en el a Marilyn y me enamoré de ella gracias a ese gran terremoto de Japón. Ahora vamos a tener un niño y trabajamos con esta linda agencia de viajes, con la que quiero hacer algo distinto, algo que no ofrezcan las demás agencias, algo nuevo y novedoso. Entonces se nos ocurrió diseñar rutas alternativas, que busquen no solo conocer estas lindas tierras sino también que el turista se lleve consigo toda una caja llena de valores que busquen ser más humanos en este mundo. Todo esto es posible a través de la Pedagogía de la Aventura, y lo queremos desarrollar no solo con turistas sino también con empresas que busquen mejorar las relaciones entre los trabajadores. Ahora tenemos toda una vida llena de aventuras por delante en la que deseo transmitir todas mis experiencias vividas.


DSCF0056Sinecio Garro Gutiérrez nació y creció en Leymebamba. Tiene 48 años y se dedica a la agricultura, pero desde que se descubrió las momias en la Laguna de los cóndores, le vino la idea de trabajar como guía local porque descubrió que le gustaba mostrar lo que tiene en su pueblo y más aun cuando le llamaron para trabajar en el proyecto de rescate de las momias de la laguna, en el cual ayudó a los arqueólogos en las excavaciones. En este trabajo estuvo como encargado del transporte de las momias y de todo el material que se encontró en los mausoleos. Después le llamaron para trabajar en la restauración y conservación de Kuelap con el proyecto “Plan COPESCO”. Es ahí donde más tomó interés para trabajar como guía porque aprendió muchísimo de los arqueólogos y restauradores. Ahora es un increíble guía que destaca sobre los demás por su sencillez y lo amigable que se hacen las caminatas con él,  le encanta intercambiar ideas con la gente que nos visita porque con ello dice que sigue aprendiendo y se toma conciencia de nuestro patrimonio cultural, natural y arqueológico.


Roberto Cabrera nació en Rodríguez de Mendoza, lo conocimos a través de Lolo Matos (uno de nuestros fotógrafos), que era el párroco de la localidad. Un día, Marilyn, Lolo y Roberto comenzaron a soñar con un lindo lugar, inmerso en plena naturaleza; un lugar que adquiere el nombre de una de las aves que vive en el. Este lugar se llama Huamanpata (lugar del halcón). Soñaron con hacer un hospedaje diferente, familiar, con vistas increíbles y colmado de las más bellas orquídeas. Esto ocurrió hace mas de dos años. Hoy ese sueño ya se ha convertido en realidad, y se llama Alpahuaman. Roberto ha terminado de construir los bungalows en madera, contribuyendo a la reforestación con mas de 600 plantones de árboles típicos de la zona (más de 15 plantones por cada árbol usado para construir). Roberto, junto con su mujer Carmen, reciben ya a innumerables turistas de forma mensual, y ya es un medio de vida para ellos y sus dos hijos pequeños. Roberto se ha convertido en un guía excepcional, que te conducirá por inmejorables rutas tanto a pie como en canoa en busca de tu paz interior y el encuentro con la naturaleza. Después de cada excursión, Carmen y su bonita sonrisa les estará esperando con la mejor comida de la zona, como el locro, la trucha o la cocopa para así recuperar energías para seguir con vuestro camino.


Lolo Matos, es un joven sacerdote que nos ha conquistado por su gran corazón, su simpatía y la belleza de sus fotos. Lolo nació en España, en un pueblecito de la comunidad extremeña y ha sido sacerdote en Rodríguez de Mendoza por varios años. Amante de la naturaleza y del deporte, dedica su vida a los demás a través de proyectos como el de la casa hogar de Mendoza, donde ayuda a innumerables familias con la educación de sus niños, con la implementación de biohuertos autosostenibles o con la creación de proyectos productivos. A través de la iglesia fue donde conoció a Roberto y a Carmen, y fue junto con Marilyn con quienes desarrollaron el proyecto de Huamanpata, hoy culminado con el nombre de Alpahuaman. Ya en España sigue apoyando a través de su asociación a familias de Perú para que jóvenes puedan culminar sus estudios universitarios y financiando proyectos locales con la idea de trabajar por el medio ambiente. Lolo es uno de los fotógrafos de nuestra agencia que ha ganado varios premios dentro de esta localidad con fotografías que ayudan a difundir la belleza de las tierras de Amazonas.